Historia del Palacio

El palacio fue fundado por una familia noble de Sevilla, los Pineda, que tuvieron que venderlo en 1.484, a Catalina de Ribera, para hacer frente al pago de un rescate de un hijo hecho preso en la guerra.