Palacio Duenas_fachada principal

Continuamos con los artículos relacionados con el recorrido de la visita guiada por el Palacio de las Dueñas, descubriendo los Jardines de entrada, que se ven desde la cancela de acceso al Palacio, y las Caballerizas.

2. JARDINES (jardín de entrada)

Balcon fachada principalAdmire la belleza, elegancia y serenidad de estos parajes bucólicos, por donde pasear nos lleva a épocas pasadas, cuando era aún un convento, por el sosiego que se respira entre árboles, flores y plantas, algunas provenientes de remotas partes del mundo, la mayoría de nuestra tierra, como geranios, clavellinas, margaritas, tan sencillas como la que fue su dueña, la duquesa de Alba.

Todo cuidado con sutil esmero, estas parcelas de jardines han visto pasear por ellos personalidades ilustres del mundo de la política, del arte y de la cultura, nacimientos célebres como el del poeta Antonio Machado, muertes muy lloradas por todos… la de Cayetana…

Jardines con historia, con leyendas y sentimiento… jardines por lo que querrá pasear, admirar y perderse…

 

3. CABALLERIZAS

Las caballerizas del Palacio, destinadas a la guarda de animales y uno de los lugares preferidos de la duquesa, especialmente durante la primavera y la Feria de Abril.

Amante de Sevilla, de los sevillanos, del flamenco, los toros y la fiesta, supo agasajar como nadie a sus invitados, entre los que destacan Grace Kelly o Jacqueline Kennedy, a quien enseñó el arte de las sevillanas, le mostró la Feria, llevándola en coche de caballos desde esta misma estancia.

CaballerizasDe aquí salió Cayetana en su coche de mulas hacia la Catedral en 1947 para contraer matrimonio con el duque Luis, convirtiéndose en el acontecimiento social del año. Toda Sevilla pudo contemplar la belleza de su duquesa aquel día, ya que, Cayetana quiso hacer partícipe a todo aquel que quisiera compartir aquel momento.

Largas temporadas pasaba también en este palacio, la emperatriz de Francia Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III y tía de la duquesa.

De ella, se conserva en estas caballerizas su Aldaba, o silla de montar, confeccionada en algodón, con bandas y borlas procedentes de los talleres granadinos; las alforjas de cuero repujado con motivos arabescos y un poncho mejicano, con gran presencia del arte popular de aquel país.

En los siguientes artículos del Blog seguiremos descubriendo el recorrido de visita de este Palacio.

Continúa la visita en el siguiente artículo sobre Patio del Limonero y Principal.