Las Esculturas de Antonio Susillo también están presentes en el Palacio de Las Dueñas.

antonio susillo en Palacio de las DueñasAntonio Susillo, escultor del posromanticismo sevillano,  conocido como el redentor de la escultura sevillana, fue capaz en sus 39 años de vida dejar una amplia obra y crear una escuela de escultores entre los que destaca Castillo Lastrucci, Joaquín Bilbao o Lorenzo Coullault.

Nació (1857) y murió (1896) en Sevilla, en el barrio de la Macarena.

Se suicidó por causa de una mujer, la suya, cuando sólo contaba 39 años de edad, disparándose en la cabeza, junto a las vías de tren en la Barqueta.

escultura de antono susillo en palacio de las dueñasHijo de un vendedor de aceitunas, nunca le interesó el negocio de su padre, y aunque lo ayudaba, se escapaba al taller alfarero cercano a su casa donde, con sus propios ahorros, compraba y modelaba el barro, realizando pequeñas figuras que colocaba a la puerta de su casa o sobre los bancos de la Alameda.

Hasta que un día, a Don José de la Vega Marrugal un respetado pintor de la época (discípulo de Jose María Romero y Eduardo Cano), le llegó noticias del joven vendedor de aceitunas que, de forma autodidacta, había aprendido a modelar el barro.

Exaltado por la calidad de sus obras, le ofreció su estudio, lo convirtió en maestro enseñándole dibujo, estudio del natural, tratamiento del color, composición… es decir, los conceptos básicos de las artes plásticas.

escultura de antonio susillo en el palacio de LasDueñasSus esculturas van poblando las calles y plazas de distintas ciudades, entre ellas, Sevilla: plaza del Duque, de la Gavidia, Palacio San Telmo, La Caridad… y formando parte de importantes colecciones privadas como la de las Duquesas de Denia, de Alba, Marqués de Pickman, Yanduri, Condesa de Lebrija, Conde de Ybarra…

El patio principal del palacio de Dueñas, conserva obras de Antonio Susillo,  como la del Hombre sustentando un ánfora con ayuda de una mujer, otra del vaso sustentado por una mujer y un niño, o la del vaso sustentado por dos figuras masculinas, a modo de pebetero, utilizando la técnica del modelado de barro y fundido en bronce.

Si quieres saber más sobre la Casa de Alba y sobre el Palacio de las Dueñas, apúntate a nuestra visita guiada por el Palacio, y te sorprenderás de todo lo que puede enseñarte. Todos los fines de semana realizamos varias sesiones, para que puedas reservar en la que más te interese.